El Mural

<< Ángeles llevando hacia el cielo nuestra bandera

Hacia la parte derecha de Varela se levanta el majestuoso Pico Turquino, la parte más alta de Cuba.De la cima del Turquino, dos ángeles cierran el mural llevando hacia el Cielo nuestra bandera. Es como el ofrecimiento del pueblo cubano en sus cinco siglos de existencia de todas sus alegrías y penas, de todos sus éxitos y fracasos, pero con la esperanza en Aquél que todo lo puede. Como contemplando esta hermosa escena he pintado a Narciso López y debajo del mismo a Perucho Figueredo con frases de nuestro Himno entre el fuego que devora a Bayamo.

Monseñor Boza >>

He comenzado y terminado por un paisaje marino y he colocado la Virgen sobre las aguas que tanto contemplé en mi niñez de la bahía de Nipe. El mar como dice Monseñor Boza es a veces durante las tempestades muy peligroso. El pueblo español llegó atravesando el peligro, y asimismo ha salido el pueblo cubano al destierro a través de los mismos mares que separan a la Ermita de Cuba. He pintado a Monseñor Boza Mas Vidal dentro del mismo paisaje marino como quien ha vivido plenamente esta parte dolorosa de nuestra historia. Pero quiero dejar un mensaje de esperanza en el contenido del mural y es que la Virgen nos enseña cómo triunfar en las dificultades. Ella apareciendo sobre los mares de Oriente nos invita a reflexionar. Ella nos ofrece el triunfo en la dificultad: abrazándonos con Jesucristo el que supo calmar la tempestad y hacer que la barquita de los apóstoles continuara serena hasta llegar a tierra firme.

Click here to view interactive mural feature available at El Nuevo Herald